Cara de pan

Un día Waldo creció y creció
y @marpa chiquitita se quedó.
Rara fue esta ocasión,
el perro dormía sin precaución,
con una cobija verde limón,
junto a una chiquitina de lila sabor.

El gigante animal,
comía y comía bocados de pan,
por eso lo empezaron a llamar:
Waldo el cara de pan,
un perro de marrón masticar.

“Come tus alimentos,
para que seas grande como Waldo Aurelio.
Verduras crudas, también cocinadas,
garbanzos y frutas harán bien para tu alargada.”

Eran las palabras de la mamá de Marpa,
para que la chica creciera más que cara de pan,
sino pequeña se iba a quedar
y sin buena visión para el planeta explorar.

Ahora ella se ve más grande,
lo saluda desde el aire,
el pobre perro se quedó chiquito
por no comer todo con juicio.

Fin

Copyright © 2018 Margarita Palomino
Todos los derechos reservados- All rights reserved



Diseño @marpa es un regalo de @iaberius

Deja un comentario