Archivo de la etiqueta: children

Azúcar para el mundo

El azúcar viene guardado en bolsas, yo compró la verde con roja, no se alarme, ella sigue siendo blanca, solo que los empaques en cada ciudad cambian. La llevo a todas partes, para endulzar las amistades, ahora que tengo amigos por el mundo, necesitaré transporte oportuno, que la lleve con buen augurio.

Entonces traje el azúcar, la arrastré porque pesaba tonelada y una, ese una es por el empaque, que es de plástico biodegradable. Los músculos a veces amanecen cansados, porque en los sueños juegan con dinosaurios, por eso no logró levantar el almíbar claro y lo arrastró por el suelo áspero.

Waldo Aurelio sigue mis pasos, observa lo que va pasando, el azúcar es un buen dormidero, para los perros que tienen sueño. Se acuesta cansado, aunque no ha hecho demasiado, pero eso no importa, los perros viejos descansan a toda hora.

Voy por la escalera, es gigante como mi abuela, la viejita es así porque vive en el cielo, desde hace algún tiempo. Debo ponerla con cuidado, para no dañar el piso áspero, la aseguro con esmero, porque no quiero caer y quebrarme los huesos. Algunos piensan que como soy de peluche, las fracturas no ocurren, pero puedo perder una pierna o dañar las costuras de la cabeza.

También busco un lazo, de color rojo claro, debo amarrar el azúcar, para llevarla a las alturas.
―!Waldo!― balbuceo, el duerme exagerado, se levanta aburrido y se acuesta en el piso.

Subo y subo,
al cielo subo,
llevo conmigo,
dulce pastuso.

Bajo y bajo,
del cielo voy bajando,
no llevo conmigo,
ningún dulce frío.

Los relámpagos se acercan, Waldo se asusta y a mi se acerca, yo lo abrazo para protegerlo, de tan horrible evento. Un rayo se queda estancado, empiezan a llover dulces coloreados, son suaves y abullonados, esto debe ser el fenómeno del niño que anunciaron.

Siguen cayendo, llenan el áspero suelo, también cae una gomita roja, que no tiene forma. Me emociono con el suceso, waldo come dulces sin recelo, si aquí paso esto, me imagino que lloverán dulces en el mundo entero.

Ahora la dulce azúcar, llegará a todos los amigos, a través de la lluvia.

Nota alarmante: Si usted es diabético, por favor, no salga en los días de lluvia. Los caninos tampoco deben comer dulces, Waldo lo hace porque él es un perro mágico.

Los cuentos de @marpa, llevan siempre un mensaje de amor, paz y esperanza, con ellos pretendo fortalecer la sana convivencia, la armonía en la familia, el respeto por la naturaleza y recuperar la imaginación perdida.

The stories created by @marpa, always have a message of love, peace, and hope, with them you want to strengthen healthy coexistence, harmony in the family, respect for nature and recover lost imagination.


Créditos
Copyright © 2018 Margarita Palomino
Todos los derechos reservados- All rights reserved


Diseño @marpa es un regalo de @iaberius


Diseño @talentclub de @carlos-cabeza