Días sin celular

Hoy vengo a contarles, lo que he hecho estos días en mi hogar agradable, porque estoy sin celular y es difícil fotografías tomar.Siempre hay que contar, así las fotos no se muevan sin cesar, en lo cotidiano siempre hay magia, que alegra las madrugadas.

Fungiblue encontró amigos, en el árbol del vecino,
nos emocionamos como niños y fotografía hicimos.
Él es un azul hongo, que limpia los sustratos mugrosos,
nunca había visitado a su familia, porque esta lejos vivía,
pero ahora que nacen cerca, les dejará trozos de pan en noche buena.

El arlequín regresó, trajo semillas de rojo color,
en casa queremos una navidad blanca, así que las pintamos con gracia.

Compramos muchas bolas claras y otras figuras encantadas,
construimos una ventana helada, con un muñeco de nieve de nariz naranja.
Quizá necesite un suéter nuevo, pero por eso me preocupo luego,
hasta ahora no hace frío, a pesar del ventanal con hielo rígido.

Lo bueno es que tenemos chimenea, con un poco de leña,
estaremos calientitos, en mi hogar bonito.
Aunque he notado, unos hielos que alumbran claro,
los hicimos con tubos de ensayo, que guardaba de cuando era bióloga en tiempos pasados.

Camisetas sigo decorando, esta vez son figuras de menor tamaño,
Naty y Pegy lindas han quedado, acompañaran a una amiga que está de cumpleaños.
Cantaré y cantaré, un cumpleaños feliz cantaré,
espero me den helado y un trozo de ponque decorado.

Mamá y yo hemos decidido, que pequeños se ven más bonitos,
la aguja y el hilo son mis compañeros, incluso ropa hice para los osos viejos,
del árbol de navidad que en la sala tenemos.


Waldo cumplió 14 años, su cara esta blanca como lo que hemos decorado,
él tiene muchas canas y estos días le duelen sus patas.
Le garantizo amor y cuidados, pero a veces lo notó cansado,
le he prometido estar a su lado y darle pollo cocinado,
a pesar de que debería ser vegetariano, como yo, que como lechuga sin aderezo claro.

Sí, es ponque, torta, pastel (como desee llamarlo) de chocolate con arequipe, él comió, yo comí, mamá comió, papá también, todos comimos, incluso mi hermano y su novia llamada María.
Así van mis días, espero pronto regresar con historias, stop motion y muchas ideas, un abrazo tamaño tómate de árbol para todos, en especial para el zancudo que duerme en el armario.

Un agradecimiento especial a mi mamita linda, que me prestó su celular para estas fotos, y felicitaciones a mí, que no lo deje caer.

Créditos

Copyright © 2018 Margarita Palomino
Todos los derechos reservados- All rights reserved


Diseño @marpa es un regalo de @iaberius


Diseño @talentclub de @carlos-cabeza

Deja un comentario