Las arrugas del cielo

Cuando los brazos se estiran, no es solo para agarrar la comida, también los puedes elongar, cuando un vaso con agua quieres tomar. Si vas al gimnasio, los tienes agrandados, porque están tonificados, con músculos rosados.

Sirven para saludar a los amigos, para cargar los víveres adquiridos, para dibujar pulgas locas y adornar la ropa con costuras graciosas. Con ellos arrastras lo que pesa, también haces piruetas, pararse de manos no es fácil, pero algunos, hasta media luna hacen.

También pueden usar los brazos, para regalar amor por todos lados, si alguien está llorando, con ellos podrá consolarlo; si mal se porta el niño, con un pellizco solucionarás lo acontecido.

Los brazos sirven para todo, incluso para caminar gracioso, pero lo más recomendado, es repartir abrazos encantados. Abraza al perro, al zarigüeyo, al macaco y al buitre leonado; abraza un topo estrellado, un mono tití plateado y un alcaraván de ojos dorados.

Abraza el suelo y si quieres también el cielo, pero si se arruga demasiado, no vayas a decir que no te lo había anunciado, porque a mí ya me ha pasado.

Fin

Los cuentos de @marpa, llevan siempre un mensaje de amor, paz y esperanza, con ellos pretendo fortalecer la sana convivencia, la armonía en la familia, el respeto por la naturaleza y recuperar la imaginación perdida.

The stories created by @marpa, always have a message of love, peace, and hope, with them you want to strengthen healthy coexistence, harmony in the family, respect for nature and recover lost imagination.

Créditos
Copyright © 2018 Margarita Palomino
Todos los derechos reservados- All rights reserved


Diseño @marpa es un regalo de @iaberius


Diseño @talentclub de @carlos-cabeza

Deja un comentario