Turín-turan

Turín-turan
Turín- turan

¿Quién en mi puerta está?, golpea sin cesar, no suena toc-toc como cuando el vecino viene a saludar, seguro es el viento que de mal genio está, se observan sombras de forma irregular.

Turín-turan
Turín-turan

― Waldo ve a ladrar, para que se marche ya ―le susurró en voz suave al perro, que en la alfombra reposa con esmero. Él no escucha, sigue su camino sin premura , se recuesta a mi lado y se duerme el descarado.

Turín-turan
Turín-turan

Debo ir a revisar, el personaje no se va y yo quiero dormir ya, así que abriré la puerta sin mirar, para que deje de tocar.

Entonces, @marpa se acerca al portón, lo abre con precaución, un torbellino se siente entrar, lleva colores y brillo de más.

Lanza cintas de colores, Turín-turan suenan los golpes, trato de no caer con este encuentro, pero es inevitable no quedar en el suelo. Cuando por fin se ha marchado, analizó lo que ha pasado, observó lo que llevo en mi traje pegado, son energías con color, que la vida me ha obsequiado.

Esperanza, salud, amor, prosperidad, amistad, sonrisas, tolerancia y de más, también en Waldo puedo observar, que le dejó alitas para cuando decida volar. Me levanto de afán, me asomo por la puerta y grito sin pensar: bienvenido año nuevo y no olvides llenar de amor el universo.

Con alambre y cintas de colores, nació un Turín-turan sin complicaciones, despido con agradecimiento el año que se va y abrazo el nuevo año que en unas horas llegará. Gracias a quienes compartieron conmigo en el 2018, por sus comentarios de apoyo y buenas energías; que el año nuevo, sigamos reuniéndonos, soñando, creando, riendo, de vez en cuando comiendo galletas y dibujando sonrisas en el cielo con trozos de pan blando.


Copyright © 2018 Margarita Palomino
Todos los derechos reservados- All rights reserved


Diseño @marpa es un regalo de @iaberius

Deja un comentario